Beneficios de tener un perro

¿Listo para tener a tu mascota?

Beneficios de tener un perro 

Nuestros amigos peludos nos aportan una gran cantidad de beneficios tanto para nuestro bienestar físico como mental, además suelen ser animales tremendamente divertidos. Te pueden hacer reír, están ahí al final de un duro dia, y casi siempre estarán a mano para un abrazo tranquilizador cuando lo necesites.  

- Los estudios demuestran que los propietarios de un perro tienen la tensión arterial y el colesterol más bajos que las personas que no conviven con un perro; además, tienen menos probabilidad de padecer problemas leves o graves de salud.

- Los propietarios de perros tienen un sistema inmunitario más fuerte, que les ayuda a estar bien y a pasar menos tiempo superando enfermedades e infecciones. De hecho, aquellos que tienen perro suelen ir menos al médico que los que no lo tienen, y es también menos probable que necesiten medicación.  

- La gente se recupera más rápido de sus dolencias e incluso muestra mayor tasa de supervivencia despues de un ataque cardiaco si tiene perro.                                               

- Los niños que tienen un amigo peludo faltan menos al cole por enfermedad.  

- Los niños con enfermedades crónicas suelen enfrentarse mejor al tratamiento si cuentan con un compañero canino.

- Los perros nos proporcionan una sensación de bienestar emocional a través del amor incondicional que nos dan; por eso, son una gran compañía y consuelo para las personas que viven solas.

- Tener un perro puede ayudar a las personas a recuperarse de un trauma personal, como la pérdida de un ser querido.

- Convivir con un perro puede ayudar a los pacientes de trastornos mentales a recuperarse y a sentirse mejor.

- Sacar a tu perro a pasear habitualmente te ayuda a mejorar tu estado físico y a mantenerte sano.

- Al sacar al perro a pasear es frecuente encontrarse con otros dueños de perros, por lo uno puede hacer amigos al mismo tiempo que su perro.  

- Los paseos te ofrecerán la valiosa oportunidad de desconectar de todo y pasar algún tiempo con tu fiel amigo.

Factores previos a la elección 


Antes de que llegue tu nuevo cachorro, hay una serie de cosas que tienes que preparar para tener la seguridad de que se sentirá cómodo y feliz en su nuevo hogar. 


~Comederos y bebederos 
 
Utiliza comederos y bebederos que sean de acero inoxidable o de cerámica y con una base pesada. Los comederos y bebederos de plástico terminarán siendo probablemente juguetes masticables, y las marcas de los dientes pueden convertirse en un nido de bacterias. Si son más pesados, será difícil que tú (o tu cachorro) los volquéis por accidente.

~Chapa de identificación 
 
Por ley, todos los perros tienen que llevar una chapa en el collar con el nombre y la dirección de su dueño. Es una buena idea que añadas también tu número de teléfono. Puedes encargar la chapa por Internet o en una tienda de animales de tu localidad. 


~Algo que masticar 
 
A los perros les encanta masticar y un cachorro al que le están saliendo los dientes masticará todo lo que encuentren sus mandíbulas. Si quieres proteger tus calcetines, tus zapatos o tu sofá, compra una selección de masticables para que tu cachorro ponga a prueba sus dientes con ellos. 


~Productos de aseo 
 
Compra en tu tienda de animales un peine o un cepillo y planifica sesiones diarias de acicalamiento. Diferentes pelos necesitarán diferentes tipos de cepillo; pide consejo a los dependientes de la tienda de animales, al criador de tu cachorro o a otros dueños con perros como el tuyo. 
 
Tendrás también que cortarle las uñas y bañarle de vez en cuando, así que te merece la pena comprar un par de tijeras de uñas y también algún champú para perros. 


~Vallas para escaleras 
 
Escaleras, balcones y estanques deben estar todos ellos fuera del alcance de un cachorro curioso; si colocas en un lugar estratégico una valla para escaleras como las que se usan con los niños pequeños, te ahorrarás el trabajo de no tener que estar vigilándole. 


~Un collar y una correa 
 
Hay collares y correas de distintos materiales. Se recomiendan los collares ajustables de nylon o piel suave, ya que crecen con el cachorro. Para enseñar a tu perro a pasear con la correa sin dar tirones, tal vez desees comprar un ronzal Gentle Leader. Facilita el adiestramiento y evita que los cachorros de mayor tamaño te hagan trastabillar. 


~Una cama

Existe una amplísima gama de camas para perros, donde podrás elegir la más adecuada para el tamaño y temperamento de tu perro (¡algunas son más fáciles de destrozar que otras!). Sea cual sea el tipo elegido, colócala en un lugar cálido y tranquilo, sin corrientes de aire.   


 ~Una caja o jaula metálica para interiores

A menudo, a los cachorros les gusta la seguridad de una caja para hacer su propia guarida dentro. Si colocas una manta por encima y pones su cama dentro, se convertirá en su lugar seguro para esconderse y descansar cuando necesite paz y tranquilidad. Las cajas también ayudan a acelerar el proceso de adaptación a la casa, ya que a los cachorros no les gusta hacer su rincón especial en el suelo.  
 
~ Comida


Pregunta qué tipo de comida le daban a tu perrito en el criador o en el centro de acogida y continúa con la misma dieta durante una semana como mínimo. Posteriormente, podrás cambiar gradualmente su alimentación si quieres o si existe algún motivo de salud para 
hacerlo. 
 

Factores a considerar cuando la mascota llega a casa 


Ahora que tu nuevo perro está en casa, hay algunas cosas que tienes que hacer: 


- Asegúrate de poder dedicar tiempo al recién llegado para ayudarle a adaptarse a su nuevo entorno y a establecer una rutina diaria. Trabajar desde casa o reservar unos días de vacaciones te permitirá compartir un tiempo importante para tu nueva mascota. 
 
- Elige su nombre. Una de las muchas cosas divertidas de tener un nuevo perro es buscarle un nombre en familia. Cuando hayáis encontrado el nombre perfecto, empezad a usarlo lo antes posible y cada vez que interactuéis con él. Lo reconocerá enseguida y aprenderá a acercarse a ti cuando le llames. 
 
- Acordad una lista de normas domésticas. Es importante que todos los miembros de la familia las respeten, o se sentirá confundido (por ejemplo, si un miembro de la familia le deja subirse al sofá y otro no). Es muy fácil que los cachorritos desarrollen hábitos muy descarados si no estás atento; por ejemplo, si les dejas mendigar en la mesa una vez, te molestarán en cada comida. También hay que establecer algunas normas para los miembros humanos de la familia.  
 
- Mantén la calma. Es muy fácil saturar de atenciones al nuevo perro, especialmente para los miembros más jóvenes de la familia. Mientras el nuevo cachorrito se esté acostumbrando al entorno, vigila siempre a los niños entusiasmados y da al perro el tiempo necesario para relajarse.. 
 
- Recuerda que tu mascota puede sentirse un poco abrumada por toda la emoción y cambios que está experimentando, por lo que puede mostrarse un poco retraída al principio. Pronto se sentirá y comportará como un miembro más de la familia, pero si notas que el comportamiento retraído continúa, consulta a tu veterinario.  
 
- Tienes la obligación legal de colocar una etiqueta identificativa en el collar de tu perro, que debe llevar siempre puesta cuando esté en un lugar público. Además de su etiqueta, también tiene que llevar un microchip (su colocación es un proceso indoloro que tu veterinario realizará en pocos segundos).  
 
- Es importante para tu nuevo perro socializarse con otros perros y con humanos. Las clases para cachorros son muy divertidas, y en ellas tanto los perros como sus dueños suelen hacer amigos de por vida. Asegúrate previamente de que sólo practican un adiestramiento basado en el elogio y la recompensa, no en métodos de castigo como los collares de ahorque o de pinchos de tipo militar.  
 
- Tan pronto como tu perro se acostumbre a ti y a su nuevo hogar, llévalo de visita al veterinario. Además de hacerle un chequeo general, tendrás que hablar con él sobre desparasitación y vacunas. Lleva contigo algunos premios y hazle muchas caricias a tu perro. Con el veterinario adecuado y una actitud positiva, el viaje al veterinario puede ser una experiencia divertida para tu perro, en lugar de temible.

- Seguro para animales de compañía. Aprovecha los Seguros Mascotalium para contratar las mejores coberturas para tu nuevo cachorro.