Dobermann

Dobermann

Características

El Dobermann es un animal que destaca por su inteligencia y su fuerte constitución física. En contra de las malas críticas de la raza, el Dóberman es un animal pacífico y amistoso, muy dependiente de su familia y que se muestra protector y cariñoso en el hogar.

Su estética imponente y elegante le convierten en uno de los perros más aclamados en los concursos de belleza. Además, unido a su carácter obediente y a su gran corpulencia física son perros destinados a tareas de trabajo con el humano como es: rescate, policía o guardián.

Muchos se sorprenden del caracter cariñoso y afable del Dóberman en familia cuando se le ha dotado de un buen adiestramiento desde cachorro y gran actividad física diaria. Es una excelente mascota para hogares con jardín o terrenos donde pueda realizar actividad física. Es muy gratificante trabajar en su educación y adiestramiento ya que se trata de una raza de perro muy inteligente que es capaz de realizar numerosas tareas de obediencia con su amo.

 

Historia

La raza Dóberman tiene un origen reciente. Fue Friederich Louis Dobermann quien creó la raza entorno al año 1870. Según se sabe, su creador capturaba perros para la perrera y trabajaba a turno partido como recaudador de impuestos. Como tenía que moverse por lugares poco seguros, Dobermann decidió crear una raza de perro fuerte, capaz de protegerle, pero a la vez apegada a las personas. 

El cruce de Dobermann cree que proviene de los conocidos como 'perros del carnicero' que eran similares a los actuales Rottweiller. También se les relaciona con los Perros Pastores Beauceron, con los Weimaraner y el Manchester terrier.

Tradicionalmente, el Dobermann ha sido entrenado para servir como perro policía, perro en el ejército o salvamento. Gracias a su corpulencia y a su fácil entrenamiento y adiestramiento ha ocupado un gran papel en las fuerzas armadas y de seguridad.

La primera Dóberman llegó a Estados Unidos en 1908 pero no fue hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial cuando los Dobermann fueron enviados a Alemania. Entonces la raza atrajo a numerosos aficionados de su belleza y fortaleza física. En 1921, fue fundado el Pinscher Club of Dobermann America donde la raza contó con gran popularidad entre los criadores de razas fuertes del país.

En la actualidad, el papel del Dóberman como perro guardián y de trabajo ha sido relegado a un entorno más privado donde ejercen de protector familiar y del hogar. Es un perro que socializado debidamente se convierte en una mascota entrañable, afectuosa y tremendamente familiar.

Cuidado

El Dóberman es un perro fuerte con pocos problemas de salud genéticos. Se trata de una raza que necesita mucho ejercicio físico y juegos que le ayuden a quemar y a equilibrar su energía. Se adaptan tanto a vivir en apartamentos como en lugar con exteriores pero es un perro inquieto y juguetón que demandará la existencia de un gran parque o jardín a su alrededor.

El Dobermann, pese a lo que muchos piensen, no es un perro de exteriores. Tiene muy poca tolerancia al frío con lo que necesitará de un buen lecho calentito donde dormir y reposar. La raza Dobérman se caracteriza por su gran inteligencia por lo que no bastará con la estimulación física para su equilibrio emocional. Reclamará juegos y estimulación mental que alivie su estrés y su excesiva energía.

Para cuidar su cabello deberemos cepillarle ocasionalmente para liberarle del pelo muerto y bañarle como mucho cada dos meses. Es un perro que pierde pelo de forma regular y natural.

Adiestramiento

El Dóberman es uno de los perros más inteligentes del mundo por lo que necesitará una buena educación y lecciones de adiestramiento desde que es cachorro. Deberemos empezar por su socialización con diferentes personas, animales y objetos para poder controlar su estado de ánimo. 

En su juventud, es cuando el Dóberman es más receptivo a acatar órdenes de adiestramiento básico con el uso de refuerzos positivos. Se trata de un perro muy sensible e inteligente por lo que nunca deberemos utilizar ninguna técnica negativa de educación ya que puede derivar en graves trastornos de comportamiento.

En la etapa joven- adulta, debemos seguir practicando obediencia con él y realizar ejercicio activo y juegos de inteligencia con él. Es un animal que requiere de mucha atención y tiempo por parte de su amo para que pueda realizar todas estas tareas diarias. Un Dóberman para ser feliz y estar equilibrado necesitará muchísimos estímulos por parte de su entorno familiar. 

No se recomienda tener un Dobermann si no disponemos de tiempo para su cuidado, entrenamiento y preparación.