German Rex

German Rex

Características

TIPO: gato de tamaño medio con el pelo rizado.

CABEZA: redondeada, con una buena amplitud entre las orejas, mentón macizo, bigotes rizados muy cortos.

OJOS: medianos, bien abiertos, buena separación de la línea de la nariz; color luminoso, a juego con el color del pelaje.

CUERPO: mediano, fuerte, musculoso, espalda recta desde la paletilla hasta la grupa.

COLA: de longitud media y base robusta, ligeramente afilada hacia el extremo, punta redondeada, peluda.

PELAJE: aterciopelado, suave, corto, claramente ondulado o rizado, más largo que el del Cornish Rex.

COLORES: todos los colores, se acepta cualquier parte blanca.

Historia

Un primer Rex alemán era Kater Munk, un gato de la familia de Erna Schneider, que fue llevado en 1930 ó 1931 a una aldea cerca de Königsberg (actualmente Kaliningrad, Rusia). Munk repartió sus genes abundantemente entre la población felina de la aldea hasta su muerte en 1944 ó 1945.

En el verano del año 1951, un doctor de Berlin-Buch (distrito de Pankow), Rose Scheuer-Scheuer-Karpin, vio un gato rizado negro en el jardín del hospital de Hufelandklinik. El personal de la clínica le dijo que el gato estaba allí desde 1947. El doctor nombró el gato Lämmchen (corderito, en alemán). Su suposición de que era el resultado de una mutación, se demostró que era correcta. Así Lämmchen es el primer espécimen de estos gatos y el antepasado materno de todos los Rex alemanes actuales.

No se sabe ciertamente cómo Lämmchen se relaciona con Munk, sólo que ésa es la mutación alemana de Rex, en el mismo gen que en el Rex de Cornualles, y que es recesivo, apareciendo solamente cuando ambos alelos son "rex". Munk es el primer gato documentado a fondo de la raza.

La crianza del Rex alemán estaba en crisis a los mediados de los años setenta, pero ahora hay un grupo de criadores afiliados en Alemania, Finlandia, Suiza, Rusia, Dinamarca y Holanda que están restableciendo la casta.

Cuidado

El German Rex no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con pasarles un guante de franela de vez en cuando para arrastrar el pelo muerto y mantener el pelaje brillante aunque también es recomendable habituarlos al baño esporádico con algún champú específico para evitar el exceso de grasa.

 

Razas similares al German Rex