Ragdoll

Ragdoll

Características

El Ragdoll fue durante muchos años una de las razas más cuestionadas en Norteamérica, donde se originó la cría.

Tipo: grande, sólido, aspecto fuerte.

Cabeza: tamaño mediano, ancha, cuneiforme, carrillos bien desarrollados, hocico redondeado y medianamente largo.

Ojos: grandes, ovalados, azules.

Cuerpo: largo, musculoso, pecho ancho, huesos moderadamente robustos; patas de longitud media, las traseras más largas que las delanteras.

Cola: larga, tupida, gruesa en la base.

Pelaje: semilargo, denso, suave, textura sedosa, largo en el cuello, corto en la cara.

Colores: bicolor, colourpoint, mitted; colores:seal, azul, chocolate, lila, rojo, crema.

Temperamento

El Ragdoll es un excelente animal doméstico. Posee un carácter sociable y tolerante. Es sumamente dócil, una particularidad del Ragdoll consiste en el hecho de que cuando es tomado en brazos es capaz de aflojar completamente sus músculos y relajarse del todo, hasta volverse inerte y mullido como un muñeco. Otra característica es su voz, que es debilísima, y raramente maúlla.

Historia

Esta raza se originó en Riverside, una pequeña localidad de California de Estados Unidos de América (USA) en la década de 1960, a partir de una gata de Angora llamada Josephine y un macho Sagrado de Birmania. Según cuenta la historia la gata fue atropellada por un coche (también se llegó a decir que en el accidente perdió un ojo, aunque sólo son suposiciones) y durante el periodo en que estuvo lesionada se cuenta que unos estudiantes se hicieron cargo de ella, y ésta llego a domesticarse un poco debido a que vivía en una casa.

Cuando nacieron los gatitos se dieron cuenta de que eran enormes (demasiado para su corta edad) y muy dóciles y cariñosos. Así que la señorita Ann Backer se dedicó a buscar la raza perfecta criando con los hijitos de Josephine y otras muchas razas, escogidas previamente, para la monta y que así salieran los gatitos perfectos. Otra parte de la historia es que Josephine era una gata Persa impura, la cual fue expuesta a la monta con diversas variedades de gatos hasta obtener el Ragdoll actual. La raza se reconoció en la década de 1970.

Cuidado

El Ragdoll no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo de vez en cuando para evitar que el pelo se le anude.

Salud

El Ragdoll suele ser un gato robusto y sano. Debido al largor de su pelaje, se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo), fácilmente tratables con alguna solución a base de aceite de parafina.

Longevidad: Entre 8 y 10 años.

Razas similares al Ragdoll