Cachorro Labrador Retriever Ref. 225

Cachorro Labrador Retriever Ref. 225
Cachorro Labrador Retriever Ref. 225
Cachorro Labrador Retriever Ref. 225
¡Llévame contigo!
  • Raza: Labrador Retriever
  • Color: Amarillo/Negro
  • Género: Sin especificar
  • Pedigree: L.O.E/R.R.C
  • Afijo: R.S.C.E/F.C.I
  • Núcleo zoológico: Autorizado por su comunidad
  • Entrega: Transporte a domicilio

Progenitores

Cachorro Labrador Retriever Ref. 225

ACCEDE DESDE AQUÍ AL CONTACTO

Descripción del criadero

Criadero de cachorros de Labrador Retriever. Crían con ejemplares controlados por su salud, buscan la tipicidad, seleccionando a sus reproductores. Estan dedicados exclusivamente a cachorros de Labrador Retriever y no crían ninguna otra raza. Presentan a sus Labradores Retriever en las exposiciones de belleza con el fin de saber la opinión de los jueces expertos y para asegurarse de que estan criando con ejemplares típicos de la raza. Antes de someter a uno de sus perros Labradores en su plan de cría les efectuan pruebas de la salud. 

Todos los cachorros de Labrador Retriever tienen su Copia de Notificación de Inscripción de camada en la RSCE.

Criadero profesional establecido legalmente cumpliendo la normativa vigente tanto para la cría, como para la compra- venta de Labrador Retriever controlada y regularizada.

 El precio de los cachorros de Labrador Retriever es fijado por el criador dependiendo de sus características.

Detalles de la entrega del cachorro

A partir de las 8 semanas de edad.

Debidamente desparasitados, contra parásitos internos y lombrices.

Vacunados a los 45 días y revacunados a los 60.

Desparasitación externa.

Microchip identificativo.

Control veterinario.

Documentación

Contrato de propiedad uso y derecho de garantía

Inscritos en el L.O.E

Cartilla sanitaria.

El cachorro siempre será entregado en optimas condiciones higienico-sanitarias, nunca se entregará un cachorro débil o sospechoso de padecer enfermedad alguna.

La displasia de caderas o codos es una enfermedad ósea grave, en parte hereditaria y en parte ambiental.

Con los controles de los padres y sus antecesores eliminan en la medida de lo posible el factor genético.

El ambiental depende de los cuidados que tengan los futuros propietarios: evitar exceso de ejercicio, de saltos, de peso, suelos resbaladizos, etc..

ACCEDE DESDE AQUÍ AL CONTACTO
Más Info

Pedigree

PEDIGRÍ L.O.E/R.R.C

Características

El Labrador Retriever es una raza de perro con una gran corpulencia, fuerza y robustez pese a ser un perro de tamaño mediano. El Labrador Retriever se ha convertido en la raza de perro más popular del mundo dado a su excepcional caracter. Su aspecto físico nos deja entrever su caracter amigable y su gran sociabilidad.

El Labrador Retriever es un perro con un caracter muy estable y obediente. Todo ello unido a su fortaleza física le ha convertido en uno de los mejores animales de compañía y de trabajo para el humano. Es el gran colaborador en tareas de rescate, como perro de terapia o de asistencia. 

Su inteligencia le proporciona grandes dotes para acceder a obediencia y adiestramiento especial. Además, se une a todo ello su lealtad, amigabilidad y caracter divertido. Requerirá mucha atención y juegos lo que le convierte en la mascota ideal para familias con niños.

El Labrador Retriever requiere de mucha atención y ejercicio físico ya que es un perro muy musculado, fuerte y con un alto nivel de energía. Le gustará dar buenos paseos, jugar a buscar objetos y traerlos aunque, su debilidad, es el agua por lo que le gustará nadar y chapotear en piscinas y playas junto a su familia.

Historia

Para hablar del Labrador Retriever actual deberemos trasladarnos a la Isla de Terranova, ahora parte de Terranova y Labrador, en Canadá. Su pariente más lejano directo fue el Perro de Aguas de San Juan una raza que proviene de los primeros colonos de la isla en el s. XVI. 

Existieron dos líneas de Perros de San Juan que dieron origen a diferentes razas actuales:

El Terranova Mayor era un ejemplar de complexión pesada, grande y de pelaje largo. Éste fue el precursor del perro Terranova (resultado del cruce de Perros de San Juan con Mastines provenientes de Portugal).

El Terranova Menor, por otra parte, tenía una complexión más ligera, pequeña y de pelaje corto y suave. De esta línea desciende el actual Labrador Retriever que fue criado por ingleses e irlandeses. 

Este último ejemplar fue utilizado por los pescadores locales para ayudarles a llevar los cabos entre barcos y recuperar redes del agua. La agilidad en el mar, su predisposición a la obediencia y la lealtad del Labrador Retriever fueron valoradas durante siglos por los pescadores. 

En el siglo XIX un gran número de ejemplares de perros de San Juan fueron llevados a Poole (Inglaterra) donde estos animales fueron gratamente admirados por la alta burguesía como perros de caza y de recobre de aves en el agua. De este modo, los criadores locales de Inglaterra se interesaron por reproducir la raza a la par que en la Isla de Terranova se dio su extinción. Las políticas proteccionistas de la cría de ovejas en Canadá que obligaron a subir los impuestos a los propietarios de perros, y la llegada de la enfermedad de la rabia a Inglaterra, que impidió la repatriación de la raza a Canadá, hicieron fuerza para que el perro de San Juan fuera extinguido en su país de origen y quedara atrapado en aguas inglesas.

Se dice que el primer perro de San Juan que llegó a Inglaterra lo hizo en 1820. Sin embargo, se conoce la reputación de la raza en el país galo desde mucho antes. La historia cuenta que el Conde de Malmesbury avistó a un perro de San Juan trabajando en un barco pesquero mientras rescataba unas redes del mar. La capacidad del ejemplar, su belleza y fuerza impresionaron tanto al conde que dedicó su criadero entero al cuidado y perfeccionamiento de la raza en Inglaterra.

En 1903, la raza de Labrador Retriever fue reconocida oficialmente por el Kennel Club Británico. Destacó rápidamente en exposiciones como en ambientes cinegéticos donde captó la atención de la mayoría de criaderos del país.

Trece años más tarde, en 1916, fue fundado el Club del Labrador de Inglaterra en la que la mayoría de ejemplares eran negros aunque empezaban a ser muy apreciados los ejemplares de Labrador Retriever amarillos.  Como curiosidad, el primer ejemplar amarillo fue registrado en 1899 nacido de dos padres de color negro.

 

Cuidado

El perro Labrador Retriever es un animal que, por su caracter equilibrado, puede adaptarse a vivir en cualquier espacio. Es un animal de gran robustez y fortaleza física, tan sólo requerirá las revisiones periódicas de su veterinario para su correcto cuidado.

Nuestro perro Labrador va a reclar mucha atención a sus paseos, juegos y actividad física. Para conseguir su buen equilibrio y tranquilidad en el hogar deberemos ofrecerle al menos tres paseos diarios. En alternancia, deberemos trabajar sobre su exceso de energía y actividad con todo tipo de juegos físicos y de habilidad mental.

El Labrador Retriever debe disponer de juguetes para buscar y para morder que nos ayudará a encontrar formas para guiar su energía y temperamento. 

Hay que proporcionarle un baño cada mes o cada mes y medio así como cepillarle. Un buen cepillado va a darle a nuestro Labrador una buena salud capilar, libre de parásitos, y un bonito pelo sedoso, brillante y limpio.

Adiestramiento

El Labrador Retriever es una de las razas de perro más fáciles de adiestrar y educar dada a su predisposición a trabajar en obediencia con el hombre y a satisfacer sus necesidades de recompensa y de afecto. Se debe trabajar la sociabilización del cachorro del Labrador Retriever en sus primeros meses de vida y continuar con ello a lo largo de su vida.  

Son buenos aprendiendo órdenes de obediencia canina básicas como sentarse, traer o buscar objetos y acudir a nuestra llamada. Adora los juegos y la diversión pero sobre todo es un apasionado del agua. Un buen entrenamiento de obediencia es hacerle coger objetos en el agua para traérnoslo.

 

Mascoteando con Labrador Retriever