Cachorro Bull Terrier Ref.181

Cachorro Bull Terrier Ref.181
Cachorro Bull Terrier Ref.181
¡Llévame contigo!
  • Raza: Bull Terrier
  • Color: No especificado
  • Género: Macho
  • Pedigree:  L.O.E./R.R.C.
  • Afijo: R.S.C.E/F.C.I
  • Núcleo zoológico: Autorizado por su comunidad
  • Entrega: Transporte a domicilio

Progenitores

Cachorro Bull Terrier Ref.181

ACCEDE DESDE AQUÍ AL CONTACTO

Descripción del criadero

Criadero profesional de la raza de perros Bull Terrier. En la actualidad sededican a la cría selecta del Bull Terrier, compartiendo día a día nuevas experiencias, nuevas sensaciones... Disfrutando de compañía y fidelidad al 100% de estos magníficos ejemplares de perros de Bull Terrier.

La cría de estos Bull Terrier de raza pura está regulada y autorizada por la Real Sociedad Canina cuyo impresionante pedigree está reconocido por la Fédération Cynologique Internationale

Detalles de la entrega del cachorro

Todos los cachorros se entregan con pedigre,

Vacunados, desparasitados, chip, cartilla sanitaria y garantía.

Padres testados de corazón y riñón. (Responsabilidad del perro de por vida,ya que nos gusta hacer el seguimiento de todos los perros criados en casa)

ACCEDE DESDE AQUÍ AL CONTACTO
Más Info

Pedigree

Excelente Pedegrí  L.O.E./R.R.C.

Características

Altura a la cruz: sin límite de tamaño, unos 56 cm.

Peso: sin límite de peso, unos 28 kg.

Capa: blanca, manchada o tricolor.

Carácter: obstinado, juguetón, franco y afectuoso.

Relación con los niños: muy buena.

Relación con otros perros: regulares.

Aptitudes: perro de compañía y de guardia.

Necesidades del espacio: se adapta bien a vivir en un apartamento.

Alimentación del Bull Terrier: alrededor de 450 g. de alimento completo, seco, por día.

El Bull Terrier es disciplinado aunque a veces puede ser testarudo y desobediente. Es silencioso, dulce y agradable. Tiene un fuerte instinto territorial y hace bien el papel de perro guardián. Se le considera un perro equilibrado y amante de los niños. La total devoción y lealtad hacia su familia están unidas a su simpatía y curiosidad y le convierten en un amigo de por vida.

Son perros muy cariñosos y adoran la compañía, así que no es buena idea dejarlos solos durante mucho tiempo, dado que con sus potentes mandíbulas junto con el estrés y la depresión que llegan a tener en soledad pueden llevarlos a ocasionar muchos daños en la vivienda. Es un excelente perro de compañía.

Los Bull Terrier rara vez son agresivos. Su fuerza física es comparable a su inteligencia, y tanto su cuerpo como su mente deben mantenerse activos.

Historia

El padre de la raza fue James Hinks nacido en 1829 en Irlanda, en la ciudad de Mullingar. Hinks, después de varios años de experiencias, presentó a la raza en la década de 1850. El Bull Terrier está basado, a grandes rasgos, en el actualmente extinto English White Terrier. Hinks pasó años cruzándolo con perros bull y terrier, en un intento por crear un bulldog que no estuviera sólo adaptado al ring de pelea, sino que tuviera un aspecto más hermoso. Mediante la cría para eliminar rasgos tan poco deseables como el dorso cóncavo, las extremidades posteriores excesivamente anguladas y el prognatismo, y confiriéndole algo de tamaño y fuerza, posiblemente mediante el cruce con el perdiguero de Burgos (braco de Burgos), se obtuvo un luchador hermoso e imponente, apto para pasear al lado de un caballero.

Si se decía que el Bull Terrier era demasiado hermoso para las pistas de pelea, este mito fue rápidamente abandonado. El espíritu pendenciero y de luchador hasta la muerte del Bull Terrier le convirtió en un luchador implacable en las pistas de pelea, y frecuentemente vencía a perros que le doblaban en tamaño. La leyenda dice que Hinks puso una vez a pelear a su perra «Puss of Brum», que pesaba 18 kilogramos, contra un perro de 27 kilogramos, cruce de bull y terrier, de Mr. Tupper. Puss no sólo venció, sino que Hinks se la llevó para que participara en la exposición canina de belleza de Holborn esa misma tarde, donde obtuvo una roseta.

En el siglo XIX se puso de moda que los perros lucharan entre sí y contra todo tipo de animales salvajes o domésticos (tejones, osos, asnos, caballos, monos e incluso leones). El Bull Terrier también era bueno cazando ratas, otro sangriento deporte que era bastante popular en Inglaterra. Los Bull Terrier ostentaban los récords oficiosos de mayor número de ratas matadas en unos minutos, horas y otros periodos de tiempo.

Se convirtió en una moda, en toda Inglaterra, que los hombres de las clases acomodadas llevaran Bull Terrier a su lado. Esta raza, que es valiente, fuerte, leal, educada y amistosa, supuso una añadidura llena de estilo al séquito de estos señores, y se conoció a este tipo de perros con el nombre de Caballero Blanco. La aceptación de los Bull Terrier por parte de las clases altas y su éxito en los certámenes caninos fueron una bendición, ya que la raza fue siendo más conocida como perro para estar con la gente que como perro de pelea, lo que dio como resultado al Bull Terrier pacífico actual, un hermoso perro de compañía.

En 1835 se prohibieron los combates a pesar de que seguían en la ilegalidad. Desde entonces el Bull Terrier se crió para ser un perro de exposición canina y compañía.

Cuidado

El pelo es fácil de mantener, por lo que un cepillado frecuente puede tenerlo en condiciones casi perfectas. También puede ayudar añadir aceite en su alimentación.

Necesitan hacer bastante ejercicio, sin sobre-ejercitarlo en edad joven, ya que eso puede provocar problemas musculares. Además, la raza es conocida por ser muy glotona, por lo que debe dosificarse la comida y el ejercicio. Son excelentes perros guardianes y tienen el oído muy bien afinado.

Adiestramiento

Es conveniente adiestrarlo desde cachorro y ser firme ante cualquier muestra de agresividad para conseguir un buen comportamiento futuro.