Boxer

Características

El perro bóxer es un perro de tamaño medio. Tiene una cabeza fuerte y pesada junto a una mandíbula potente con una gran presión mandibular. El hocico es pequeño y tiene una máscara negra que le cubre. Antiguamente se le cortaban las orejas e incluso la cola, opciones que actualmente se rechazan por la gran mayoría de criadores y propietarios además de estar prohibido.

El cuello es fuerte, redondo y musculoso al igual que las patas traseras. El pecho, amplio, le otorga una gran presencia. Suelen tener el pelo muy corto, brillante y suave. Los colores del perro bóxer varían desde el marrón hasta el negro pasando por el atigrado. Suelen aparecer algunos ejemplares con manchas también podemos sorprendernos con un bóxer blanco o bóxer albino, y aunque existen, no son aceptados por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

La altura a la cruz de los machos oscila entre los 57 y los 63 centímetros. Para las hembras, la altura a la cruz debe estar entre los 53 y 59 centímetros. El peso promedio de los machos adultos está alrededor de los 30 kilogramos, mientras que el de las hembras ronda los 25 kilogramos.

Historia

Los ancestros más antiguos del bóxer son dos perros alemanes de tipo moloso: el bullenbeisser y el barenbeisser. Sin embargo, el principal aporte a la raza provino de los bullenbeisser más pequeños conocidos como brabant bullenbeisser.

Estos ancestros del bóxer eran perros de caza mayor, que ayudaban a los cazadores persiguiendo y sujetando a la presa. Por tanto, debían ser perros resistentes, fuertes y con un gran impulso de presa. Algún tiempo después, los ancestros del bóxer fueron cruzados con el bulldog inglés y empezaron a usarse para controlar al ganado vacuno, convirtiéndose así en perros boyeros. Debido a que eran perros fáciles de entrenar, también fueron usados en circos y espectáculos.

Tres alemanes, Roberth, Konig y Hopner, decidieron estabilizar el estándar de la raza en 1894. Al año siguiente la exhibieron en la exposición canina de Munich. En 1896 fundaron el primer Bóxer Club. En 1904 se conformó el primer libro de registro del perro bóxer, definiendo el estándar de la raza en función a las características que debía cumplir el bóxer como perro de trabajo.

El origen del nombre no queda claro, pero se han sugerido varias hipótesis para aclarar de dónde viene el nombre bóxer para esta raza:

  • Algunos autores han sugerido que el nombre del bóxer proviene de los aparentes golpes que este perro daría con las patas a la hora de pelear, como un boxeador. Ciertamente esta es una actitud propia de los perros bóxer ya que son muy propensos a utilizar sus patas delanteras. Sin embargo, esto es poco probable ya que el fuerte nacionalismo alemán hubiera impedido dar un nombre inglés a una raza 100% alemana.
  • Otra hipótesis sugiere que la palabra boxer es una degeneración de "boxl" que era como se conocía coloquialmente a los brabant bullenbeisser. Quizás esta hipótesis sea más cercana a la verdad.

Cuidado

Razas similares al Boxer