Bulldog Americano

Bulldog Americano

Características

El bulldog americano típico es un perro determinado y valiente, pero no debe ser innecesariamente agresivo. Excelente guardián por su fuerte instinto de protección, puede ser agresivo con extraños y con otros perros cuando no se lo ha socializado correctamente o cuando no tiene buen autocontrol. Por eso, es muy importante socializarlo desde cachorro y entrenarlo en obediencia para que desarrolle el autocontrol necesario.

También es un excelente cazador, especialmente cuando se trata de caza mayor donde destaca sobre otras razas de perros. Sin embargo, su fuerte impulso de presa puede ser una desventaja para quien tiene al bulldog americano como mascota. Ese impulso puede hacer que el perro tenga tendencias a "cazar" animales pequeños como otras mascotas y perros de razas pequeñas. Una manera de ayudar a controlar sus fuertes impulsos es practicar con el perro algún deporte canino como el agility o el schutzhund. Puesto que esta raza es muy aguerrida, los deportes para perros de protección, como el schutzhund, mondio ring y otros, pueden ser muy útiles cuando se cuenta con guías y figurantes experimentados.

Historia

El padre de la raza fue James Hinks nacido en 1829 en Irlanda, en la ciudad de Mullingar. Hinks, después de varios años de experiencias, presentó a la raza en la década de 1850. El Bull Terrier está basado, a grandes rasgos, en el actualmente extinto English White Terrier. Hinks pasó años cruzándolo con perros bull y terrier, en un intento por crear un bulldog que no estuviera sólo adaptado al ring de pelea, sino que tuviera un aspecto más hermoso. Mediante la cría para eliminar rasgos tan poco deseables como el dorso cóncavo, las extremidades posteriores excesivamente anguladas y el prognatismo, y confiriéndole algo de tamaño y fuerza, posiblemente mediante el cruce con el perdiguero de Burgos (braco de Burgos), se obtuvo un luchador hermoso e imponente, apto para pasear al lado de un caballero.

Si se decía que el Bull Terrier era demasiado hermoso para las pistas de pelea, este mito fue rápidamente abandonado. El espíritu pendenciero y de luchador hasta la muerte del Bull Terrier le convirtió en un luchador implacable en las pistas de pelea, y frecuentemente vencía a perros que le doblaban en tamaño. La leyenda dice que Hinks puso una vez a pelear a su perra «Puss of Brum», que pesaba 18 kilogramos, contra un perro de 27 kilogramos, cruce de bull y terrier, de Mr. Tupper. Puss no sólo venció, sino que Hinks se la llevó para que participara en la exposición canina de belleza de Holborn esa misma tarde, donde obtuvo una roseta.

En el siglo XIX se puso de moda que los perros lucharan entre sí y contra todo tipo de animales salvajes o domésticos (tejones, osos, asnos, caballos, monos e incluso leones). El Bull Terrier también era bueno cazando ratas, otro sangriento deporte que era bastante popular en Inglaterra. Los Bull Terrier ostentaban los récords oficiosos de mayor número de ratas matadas en unos minutos, horas y otros periodos de tiempo.

Se convirtió en una moda, en toda Inglaterra, que los hombres de las clases acomodadas llevaran Bull Terrier a su lado. Esta raza, que es valiente, fuerte, leal, educada y amistosa, supuso una añadidura llena de estilo al séquito de estos señores, y se conoció a este tipo de perros con el nombre de Caballero Blanco. La aceptación de los Bull Terrier por parte de las clases altas y su éxito en los certámenes caninos fueron una bendición, ya que la raza fue siendo más conocida como perro para estar con la gente que como perro de pelea, lo que dio como resultado al Bull Terrier pacífico actual, un hermoso perro de compañía.

En 1835 se prohibieron los combates a pesar de que seguían en la ilegalidad. Desde entonces el Bull Terrier se crió para ser un perro de exposición canina y compañía.

Cuidado

Estos perros necesitan mucho ejercicio, así que es mejor si cuentan con un jardín donde poder correr con libertad. Es cierto que pueden vivir en un departamento, pero para eso se necesita mucho tiempo disponible para pasearlos.

Ya sea que el bulldog americano viva en una casa con jardín o en un departamento, es mejor si vive adentro y sale para ejercitarse. Aunque es una raza de gran fortaleza física, no tiene mucha protección contra las condiciones climáticas cambiantes. De igual manera, necesita salir a pasear al menos una vez al día (mejor si es más) para hacer ejercicio y socializar, incluso si tiene un jardín donde correr.

El cuidado del pelaje del bulldog americano es muy cómodo y fácil de llevar a cabo. Basta con el cepillado regular y el baño sólo cuando es necesario. Dado que estos perros pierden pelo regularmente, el cepillado debe hacerse por lo menos unas tres veces por semana, más que para cuidar el pelaje del perro, para cuidar los muebles y la ropa.

Adiestramiento del bulldog americano

Antes de adoptar a un bulldog americano debes saber que está recomendado para personas que entienden la psicología del perro y el comportamiento de éste dentro de la manada. Necesita un amo firme, tranquilo y consecuente. Por ello, es importante que el dueño de éste tome conciencia de lo que supone ser el líder de la manada y seguir un orden y unas normas.

A pesar de su fortaleza física, y quizás por su fuerte carácter, el bulldog americano no responde bien al adiestramiento tradicional. Es mejor encarar el adiestramiento canino desde una perspectiva diferente, mediante adiestramiento con clicker u otra variante de adiestramiento en positivo. Necesitarás paciencia para la educación pero se trata de un perro muy inteligente que puede ofrecernos resultados muy gratificantes y buenos. No tendrá dificultad en aprender trucos y obedecer siempre que apliquemos un adiestramiento positivo.

Razas similares al Bulldog Americano