Caniche Enano

Caniche Enano

Características

Físicamente, el Caniche Enano tiene las mismas características que las demás variedades, con la excepción para su peso y altura. Su porte es pequeño, midiendo entre 28 y 35 cm de altura. A pesar de su nombre, el Caniche Enano deberá mantener, en realidad, las mismas proporciones del Caniche Grande, debiendo presentarse como un perro de formas harmoniosas, el cual transmite elegancia y nobleza.

La cabeza de esta variedad de Caniche es más larga que ancha, con un stop ligeramente pronunciado. La nariz es negra, excepto para los ejemplares de color marrón, los cuales deberán presentar una nariz del mismo color. Este perro tiene ojos negros o marrón oscuro que transmiten una expresión atenta; los ejemplares de color marrón pueden también tener ojos de color ámbar oscuro. Sus orejas son algo largas,pendientes sobre sus mejillas e redondeadas en la punta.

Su cuerpo es bien proporcionado, aunque sea un poco más largo que alto. Tiene patas musculosas que se quedan paralelas en el suelo. Su cola es de inserción media/alta. Su pelo es fino, aunque resistente, con una textura de lana y se lo puede tener ondulado o encaracolado, siendo el segundo más denso, formando largas cuerdas con un mínimo de 20 cm. Se lo puede tener negro, blanco, marrón, gris, fulvo anaranjado (apricot) o rojeado.

Historia

La historia de esta raza, igual que ocurre en otras razas caninas, está llena de controversia. Algunos afirman que llegó a Francia, procedente de Alemania durante las guerras revolucionarias y de allí se extendió a España, Reino Unido y Países Bajos. En la actualidad hay tres países que se adjudican el origen de la raza: Alemania, Francia y Rusia.

Otra teoría afirma que proceden de Alemania, donde en la Edad Media eran utilizados en los pantanos alemanes para la caza del pato, ganso y otras variedades de aves nadadoras.

Fue seleccionado por sus excelentes habilidades natatorias, su adaptabilidad al los terrenos cenagosos y su resistencia al agua, que debe en gran parte a las características de su manto.

A partir el siglo XIII, comienzan a aparecer en las pinturas perros de aspecto parecido al caniche, que también fueron retratados después por los mejores pintores: Alberto Durero,  Francisco de Goya y Rembrandt.

En la literatura también aparecen caniches de dos tamaños distintos, por ejemplo en la obra “Historia natural de los animales”, del autor George de Buffon (1749). A pesar de que su origen se estableció en Alemania a partir de 1945, donde era conocido como “Pudelhund”,  la palabra “Pudel” (cognado con la palabra inglesa “puddle”), es un verbo que tiene un origen etimológico derivado del Bajo Alemán que significa chapotear, y el vocablo Hund en alemán significa “perro” (cognado con  “perro”).

Algunos consideran que fue Francia la patria original de esta raza, donde además obtuvo por primera vez el estandar y era utilizado habitualmente como perro cobrador de agua (retriever). Durante la década de los años 60 el caniche se puso de moda. En esa misma época el profesor Wilhelm Wegner se refirió al intenso trabajo de cosmetización del caniche, cuyos amos incluso les teñían el pelo a juego con su propio pelo.

El caniche fue destinado durante la Edad Media para la caza de aves acuáticas como el pato o el ganso, de modo que sus criadores lo seleccionaron por características tales como su adaptabilidad al terreno cenagoso y su resistencia al agua, lo que hace que esta raza, junto con otras sean llamados perros de agua.

A partir del siglo XVI, los caniches empezaron a adquirir una merecida fama gracias a su belleza e inteligencia, sobre todo porque gracias a sus habilidades para realizar equilibrios y su rápida inteligencia eran empleados en los espectáculos circenses. Esta raza también fue retratada en las obras de arte de diversos autores como Alberto Durero y Francisco de Goya. En tiempos de Luís XVI de Francia ya era muy común su presencia en la corte francesa.

Debido a algunos cambios de moda en cuanto a su apariencia durante el siglo XIX se despreció la protección del pelaje que hasta entonces, tenía la función de resguardarlo de la hipotermia, y los estilistas empezaron a crear diversos cortes especiales para la raza, como el Británico Montano y el corte Continental. También se inició la costumbre en aquella época de amputarle la cola a los caniches recién nacidos.

En el continente europeo el caniche era conocido desde mucho antes de su  llegada a Inglaterra y las pinturas de Alberto Durero establecieron la imagen popular de la raza en los siglos XV y XVI. Fue la mascota más importante a finales del siglo XVIII en España, tal como muestran las representaciones del genial pintor Francisco de Goya.

En la misma época en la Corte del Rey Luis XVI, los caniches toy se habían convertido en la raza favorita y mimada de la nobleza francesa.

Según el American Kennel Club el Caniche Estándar (Gigante) es la variedad más antigua de todas, y a partir de esta, se fue reduciendo el tamaño mediante la crianza selectiva.

Sin embargo, y a pesar de que el Caniche Gigante es el más antiguo de todos, algunas evidencias muestran que los tamaños más pequeños fueron desarrollados durante un corto periodo de tiempo después.

La variedad más pequeña de la raza, el tamaño Toy, fue desarrollada en Inglaterra en el siglo XVIII.

El manto del caniche tiene unas características especiales, es resistente a la humedad, lo que le es de suma utilidad y ayuda al nadar. Todos los ancestros del caniche han sido excelentes nadadores, aunque una de las variedades del caniche, el “truffle dog” (que posiblemente fue un tamaño toy o miniatura), nunca entraba en el agua.

El “truffle hunting” o recolección de trufas ha sido ampliamente practicado en Inglaterra por truferos que eran ayudados por sus perros, y posteriormente este hábito se extendió a España y Alemania, donde las trufas han estado consideradas siempre como una “delicatessen”.

Para este tipo de actividades era más práctico utilizar perros más pequeños, ya que estos no estropeaban las trufas con sus pisadas. Se rumorea que algunos terrier han sido cruzados con el caniche para conseguir un perfecto recolector de trufas.

Cuidado

El Caniche Enano exige bastante atención con su pelaje, el cual deberás cepillar todos los días y cortarle las puntas a cada dos meses. El corte originalmente pensado para estos perros tiene el objetivo de permitirles nadar con facilidad, manteniéndole al mismo tiempo las extremidades y los principales órganos calientes. Sin embargo, cuestiones económicas y de manutención hacen que los dueños de Caniches opten por mantener el mismo largor de pelo por todo el cuerpo.

Se lo puedes (y debes) bañar regularmente. Esta raza se recomienda también a personas con alergias relacionadas con animales (pelo, piel muerta…), ya que deja muy poco pelo.

Es un perro que sólo requiere un poco de espacio para moverse, ideal para vivir en un piso. Necesita, con todo, de paseos al aire libre, lo más largos y frecuentes posible.

Su alimentación debe de ser bastante moderada y ligera. Preferentemente a base de carne picada y arroz con o sin vegetales. Su pelo exige un cuidado y higiene constantes, debiendo ser periódicamente esquilado.

Salud: Siendo un perro de pequeño porte, el Caniche Enano tiene una larga expectativa de vida. Entre las enfermedades que más suelen afectar a esta raza, se destacan los problemas oculares, epilepsia e hipotiroidismo, así como problemas en las articulaciones.

Adiestramiento

Una de las actividades favoritas del Caniche puede ser asistir a clases de obediencia y participar en las competiciones. Dondequiera que hay Caniches y participan en pruebas caninas, destacan en las listas de los ganadores debido a su inteligencia y voluntad para complacer.

Razas similares al Caniche Enano