Chesapeake Bay Retriever

Chesapeake Bay Retriever

Características

El aspecto físico del Chesapeake Bay Retriever es muy característico. Serán distinguidos por sus ojos muy claros (amarillentos o ambar), una doble capa de pelo que tiende a ondularse sobre los hombros. Es distintivo de esta raza su potencia física hiperdesarrollada en su pecho.

Se trata de un perro que inicialmente fue criado y reproducido para la caza. Esto le convierte, como mascota, en un buen acompañante en actividades físicas destacando su capacidad para nadar y correr con gran potencia. Su caracter asertivo e independiente le permiten ser un buen guardián del hogar y de la familia.

Historia

El retriever de Chesapeake o Chesapeake Bay Retriever se trata de una de las razas más recientes cuyo origen, hoy día, aún es incierto.

El cruce que da origen a la raza se cree que proviene de EEUU en 1807 cuando George Law recibió dos perros Terranova Retriever (padre del Labrador Retriever). Ambos sobrevivieron a un naufragio en la Bahía de Chesapeake (Maryland-EEUU). Estos perros fueron cruzados con retrievers de pelo rizado (Spaniel de Agua Ingleses/Irlandeses) que dieron lugar a esta raza.

Hasta 1918 no se produjo su registro en la American Kennel Club. Seis décadas después, en 1964, fue declarado perro oficial de Maryland.

Cuidado

Tanto por su pelaje como por su morfología, el Chesapeake Retriever no requiere de muchas atenciones salvo las veterinarias que ocupan a todas nuestras mascotas.

Es un perro que necesita realizar un gran trabajo diario tanto en obediencia como en ejercicio físico. Para ello, necesida disponer de un gran espacio, varias salidas diarias, mucho ejercicio físico y actividad constante. Su dieta debe ser basta pero balanceada ya que tienden al sobrepeso.

El cepillado debe realizarse con regularidad, cada dos días, tanto para retirar pelos muertos como para prevenir problemas en su piel y parásitos. Además, necesita ser bañado con regularidad para mantener equilibrada la grasa de su pelo y su hermosa lanilla.

Adiestramiento

El Chesapeake cuenta con unas características físicas y psicológicas muy potenciables si se realiza un buen adiestramiento desde que es cachorro. Es una raza fuerte que destaca en pruebas de campo, agility y rastreo. El Chesapeake requiere más disciplina física y psicológica que cualquier perro de raza retriever dado su caracter independiente y a veces terco. 

Habrá que emplear en él, diariamente, adiestramiento de obediencia intercalado con tiempo para juegos y ejercicio físico para mantenerle atento y motivado. Será importante en su equilibrio mental y desarrollo psicológico disponer de un buen espacio físico y tiempo de trabajo con su amo. Puede convertirse en una buena mascota a la que emplear como guardián del hogar y amigo de trabajo.