Chow Chow

Chow Chow

Características

Altura a la cruz: machos de 48 a 56 cm y hembras de 46 a 51 cm.

Peso: de 25 a 30 kg.

Capa: unicolor (pero a menudo con tonalidades), negra, azul, roja, leonada, crema, blanca.

Carácter: digno, distante, independiente pero capaz de un gran apago con sus dueños.

Relación con los niños: bastante buena.

Relación con otros perros: regular.

Aptitudes: perro de compañía, apto para la guarda.

Necesidades del espacio: puede vivir en el interior de la vivienda si puede hacer ejercicio regularmente.

Alimentación del Chow Chow: unos 450 g. diarios de alimento seco completo. Eventualmente añadir un complemento especial para embellecer el pelaje.

Arreglo: cepillado cotidiano, arreglo con peine en las midas, baños.

Historia

El Chow Chow es una raza de perro conocida en China desde hace más de 2000 años, pero no fue hasta el año 1800 que se popularizó en el resto del mundo.

En China era utilizado como perro guardián, cazador, pastor, de compañía y lamentablemente para él, como comida para la familia. La palabra china para designar algo comestible es «chow». La carne de Chow Chow era considerada un fino manjar. Ejemplares eran criados y engordados para vender su carne en China y Corea donde era consumida hasta que en el año 1915 fue prohibida esta práctica.

China siempre ha considerado al Chow Chow como raza canina propia. Pero documentos históricos chinos hacen referencia a este perro como «el extranjero Chow». Este detalle apoya investigaciones científicas que revela que el Chow Chow se originó en el Ártico y de ahí llegó a China con las tribus bárbaras en el siglo XI a.C.

Estas tribus tenían perros de gran tamaño que poseían la lengua negra y eran fieros perros guerreros que derribaban hombres como si fueran figuras de paja. Sus grandes cabezas y melenas peludas en forma de collar recordaban a los leones.

La historia del Chow Chow puede recorrerse a través de sus imágenes en bronces y pinturas por toda China, aunque parte de la memoria documentada desapareció en el año 225 a.C. cuando el emperador Chin Shih destruyó casi toda la literatura china. Los pocos archivos que sobrevivieron muestran detalles interesantes a la descripción de los perros guerreros.

Estos escritos aseguran que estos perros eran completamente diferentes a los de las otras razas caninas. Eran extremadamente hostiles hacia los extraños y muy fieles a sus amos. Su fiereza los convertía en los candidatos ideales para cumplir su función de perros de guerra.

Cuidado

Debemos tener en cuenta al decidir tener un Chow Chow el tiempo que podemos dedicarle. El Chow Chow de pelo largo es muy hermoso, pero hay que acicalarlo todos los días; ese pelo tan abultado y bonito que vemos en las fotos es el trabajo diario de horas y horas. Para ese futuro propietario con menos tiempo o paciencia es mejor elegir un Chow Chow de pelo corto u otra raza de perro que requiera menos cuidados.

El cepillado del pelo en la variedad de pelo largo ha de hacer cada día con un peine metálico y para la variedad de pelo corto cada tres o cuatro días. Con el cepillado eliminaremos el pelo muerto y el animal recibirán un agradable masaje. El baño es conveniente que sea cada seis meses.

Puede vivir en el interior de la vivienda, pero necesita hacer ejercicio diariamente; los paseos deben realizarse sin arnés, ya que puede provocarle problemas en los hombros. Debido a su abundante pelo no es una raza de perro adecuada para vivir en climas cálidos.

Razas similares al Chow Chow