Clumber Spaniel

Clumber Spaniel

Características

Los Clumber Spaniels destacan por ser una de las razas de perro de agua más tolerantes. Se caracterizan por ser amables, dóciles, muy leales y cariñosos con la familia aunque algo recelosos con los extraños. Pese a su apariencia tranquila, son muy alegres, pacientes y afectivos con los niños lo que les convierte en una de las mascotas más recomendadas para la familia. 

Les encanta jugar ya sea con niños, otras mascotas u otros perros. Son muy sociables y tiernos. Su aspecto físico destaca por una gran robustez y movimiento en su forma de caminar. Cuentan con una cabeza enorme, ojos caídos, hocico profundo y orejas anchas. La textura de su pelo es sedosa y abudante y se hace muy agradable al acariciarle.

Historia

El Clumber Spaniel es el Spaniels más antiguo y voluminoso y cuenta con una bonita y gran historia en su linaje. Podemos distinguir en él la mirada única de un Basset Hound y aguarda la bonita herencia genética del extinto Spaniel Alpino.

El Clumber Spaniel se cree que surgió en el s. XVIII, en Francia, antes de la Revolución Francesa. Era el perro de la corte del Duc de Noilles que, viendo que se aproximaba el conflicto, decidió proteger a sus Spaniels en el castillo del Duque de Newcastle en Clumber Park (Inglaterra).  El Duque de Noilles fue batido en el conflicto siendo optado por la corte inglesa. Se convirtió desde entonces en uno de sus perros favoritos.

Aunque existen otras versiones del origen del Clumber Spaniel. Hay teorías que defienden que el Clumber Spaniel desciende del Basset Hound y del San humberto. Otros creen que el cruce se originó en Inglaterra del cruce del Basset con el Spaniel Alpino o quizá con el San Bernardo.

Fuera como fuese el origen de esta prestigiosa raza, se crió, desarrolló y cuidó en el medio aristocrático y en palacios reales. 
Se conoce que llegó a Canadá en 1844 y que en 1859 participó por primera vez en una exposición en Inglaterra. 

En 1878 se registró el Clumber Spaniel en el Kennel Club Americano. En el siglo XIX se comercializó y se extendió fuera de los círculos aristocráticos siendo una raza común entre toda la población.

Su recuperación fue favorecida por el rey George VI ya que la raza se vio dañada tras el enfrentamiento en las dos Guerras Mundiales. En el siglo XX, se rescataron las virtudes de la raza y se empezaron a entrenar como perros de competición y la caza.

En la actualidad el Clumber Spaniel es un perro de compañía ya que se trata de un ejemplar mucho más lento que los Cockers Spaniel y otras razas de Spaniels. Es una raza poco común y poco comercializada en la actualidad aunque se trata de un magnífico ejemplar con unas virtudes únicas.

Cuidado

El Clumber Spaniel requiere de unos cuidados medios para su correcto mantenimiento así como las naturales de cualquier raza en cuestión de higiene y consulta veterinaria.

El cuidado de su pelo debe realizarse de manera regular en especial el pelo del interior de sus orejas y dedos por cuestiones de higiene. 

No requieren de gran empleo físico ni tampoco necesitan disponer de gran espacio. Pese a todo, como cualquier mascota, deben practicarlo a diario para su salud y equilibrio mental. Se recomienda ejercitar con ellos natación, grandes caminatas y juegos aunque no toleran bien el calor.

Es fácil que nuestro Clumber Spaniel coja peso así que será muy recomendable cuidar su alimentación y aportarle una buena dosis de ejercicio y juegos diarios.