Deerhound

Deerhound

Características

  • Altura a la cruz: de 71 a 76 cm
  • Peso: 45,5 kg en los machos y 36,5 kg en las hembras
  • Capa: gris azul, gris oscuro o claro; diversos tonos de leonado
  • Aptitudes: esencialmente, perro de compañía

Temperamento

El deerhound escocés es suave, discreto y tolerante – además de elegante y bien educado en el hogar. Al aire libre le encanta correr y perseguir cualquier cosa que se mueva. En el interior necesita mucho espacio para estirarse sobre una superficie blanda. El deerhound es independiente pero dispuesto a complacer; es extremadamente sensible. Es amable, pero a menudo reservado con los extraños. Esta raza, por lo general, es buena con los niños, con otros perros y otros animales domésticos, aunque puede dar caza a animales desconocidos.

Historia

Entre los más aristocráticos de las razas de perros y al menos desde el siglo XVI, el deerhound escocés ha sido valorado por la nobleza gracias a su destreza en el manejo de los ciervos. La confusión en cuanto a sus raíces es difícil de seguir debido a su historia, por esto se hace difícil de concretar exactamente pero es probable que sea una raza muy antigua, que se derivan de los ancestrales galgos. Al igual que su pariente el galgo de pelo suave, el deerhound de pelo duro no podía pertenecer a nadie de inferior jerarquía que un conde en la época de la caballería.

A medida que la población de ciervos se redujo en Inglaterra, el perro de pelo duro más grande que se utilizaba para la caza de venado se concentró donde abundaban los ciervos- en las Tierras Altas de Escocia -, donde fueron valorados y atesorados por los jefes de las tierras altas de Escocia. Esta acumulación dio lugar a la disminución de la raza a mediados de 1700 tras el colapso del sistema de clanes de Culloden.

Una nueva disminución se produjo con la llegada de los rifles de retrocarga en los años 1800, ya que la caza de venado con armas de fuego suplantó en popularidad a las persecuciones. Sin embargo, a mediados de 1800, se hizo un esfuerzo concertado por recuperar la raza con gran éxito y, aunque nunca hubo grandes cantidades, la calidad de los perros fue alta. El primer Club Deerhound se formó en Inglaterra en la década de 1860, casi al mismo tiempo que el deerhound fue exhibido en exposiciones caninas. La Primera Guerra Mundial nuevamente diezmó el número de la raza, porque la mayoría de los perros habían sido propiedad de un número limitado de grandes propietarios, la mayoría de los cuales no sobrevivieron a la guerra. Desde entonces el deerhound se ha mantenido bajo en cantidad, pero alto en calidad – un clásico en todos los sentidos.

Cuidado

El deerhound necesita una buena dosis de ejercicio diario, ya sea en forma de larga caminata o un revolcón en una zona segura. Aunque físicamente es idóneo para la vida al aire libre en climas templados o fríos, es preferible que viva en el interior con su familia, ya que necesita de la compañía humana. En cualquier caso, es necesaria una cama blanda para evitar la formación de callos. La capa de pelaje crispado necesita peinarse una o dos veces por semana. Se puede cortar con tijera opcionalmente para dar forma al pelo desordenado, además de rebajarlo un poco alrededor de la cara y las orejas.