Dogo Argentino

Dogo Argentino

Características

Las imponentes características físicas del Dogo Argentino son apreciadas y distinguidas en todo el mundo. El Dogo Argentino destaca por ser un perro de fuerte temperamento muy fiel a su amo. Por su gran fortaleza, es necesario emplear una constante educación a lo largo de su vida desde que es cachorro. Hay que enseñarle a convivir con otros perros, mascotas y a estar bien socializado desde los primeros meses de vida.

Los Dogos Argentinos son reconocidos por su valentía y lealtad, son capaces de dar la vida por proteger y cuidar de su amo. Si se controla la naturaleza fuerte del Dogo Argentino podremos disfrutar de la potencia física del animal, su especial inteligencia y sobre todo su gran fidelidad al amo.

Si hablamos de sus habilidades físicas debemos destacar su velocidad en potencia muy superior a la de cualquier otro animal y su capacidad para realizar trabajo duro en compañía del humano. Son perros muy inteligentes y sensibles por lo que deberán recibir adiestramiento desde que son cachorros para poder dominar su robustez física y evitar que se impongan en el trato.

Desde sus orígenes, el Dogo Argentino ha sido empleado para la caza y como fuerte guardián del hogar. Su caracter valiente y leal le han hecho un especial compañero para el humano.

Historia

El origen del Dogo Argentino está arraigado al estilo de caza de montería de la Pampa Argentina donde se empleaban técnicas de caza manuales y no con armas de fuego. Este estilo se sigue respetando hoy día en Argentina donde se entiende que la caza mediante armas de fuego y sin el contacto con el animal convierten al cazador en un cobarde.

Fue en la década de 1920 cuando Antonio Nores Martínez, su hermano Agustín y su padre Antonio decidieron crear una raza de perro de presa que reuniera las mejores cualidades del perro de pelea cordobés pero que además contase con una fuerza física y un tamaño superior.

Entre las capacidades que debería tener este nuevo animal es la de ser capaz de batir sólo la presa en combate hasta que el amo pudiese llegar a recogerla. Para ello, debería contar con una gran valentía.

Antonio utilizó como base al perro de pelea cordobés que incluía mestizaje de Bull Terrier y Bulldog con Alano Español y Mastín Español. A esta línea le sumó las líneas de sangre del Bull Terrier y Mastín del Pirineo.

Fue en la decimotercera generación de la familia Araucana cuando Antonio dio con un potente ejemplar, un animal prácticamente invencible que pretendía emplear en peleas y en cacería. Pronto se daría cuenta que este animal era muy agresivo entre sí, muy pesado en relación a su altura y con poco olfato para el rastreo y la caza. Entonces fue cuando Antonio decidió introducir en este ejemplar la sangre del Pointer, creando la familia Guaraní. 

Esta nueva generación de Dogos Argentinos mantenían el espíritu valiente de sus antecesores pero eran más equilibrados mentalmente, seguían siendo valientes y resistentes y, además, tenían mejor olfato. Tras más de veinte años de cruces, Antonio logró consolidar el estándar del Dogo Argentino actual, siendo el perro de caza mayor por excelencia.

El reconocimiento oficial en Argentina lo logró en 1964 ante la Federación Cinológica Argentina, y el internacional en 1973 donde se destacan las virtudes y el potencial del Dogo Argentino. 

En la actualidad, el Dogo Argentino ha sido introducido con éxito en Estados Unidos y Europa donde ya podemos encontrar criadores de excelente linaje de este poderoso ejemplar.

Cuidado

El Dogo Argentino requiere de numerosos cuidados tanto físicos como emocionales. El tipo de piel del Dogo Argentino es muy sensible al sol por lo que no debe permanecer mucho tiempo expuesto a él. Para mantener bien su pelaje es necesario su cepillado con guante de crin o goma para que pueda desprenderse del pelo muerto.

Requiere un especial cuidado de sus ojos. Para ello, deberemos limpiar diariamente sus ojos para evitar cualquier tipo de inflamación o infección.

Adiestramiento

El adiestramiento y la educación del Dogo Argentino debe ser muy firme desde su primer día en la familia. Debemos ser constantes, pacientes y socializarles desde que entran en el hogar exponiéndolo a diferentes situaciones con personas y otras mascotas. 

Debemos controlar el caracter territorial del Dogo Argentino y encauzarlo a una de sus mejores virtudes que es la de su instinto fiel y protector con el amo. Es importante enseñarle a no atacar ya que tiene un potente instinto cazador. 

Razas similares al Dogo Argentino