Mastín del Pirineo

Mastín del Pirineo

Características

Altura a la cruz: mínimo 77 cm para los machos y 72 cm para las hembras. Se recomiendan alzadas superiores a 81 cm para los machos y 75 cm para las hembras

Capa: de color blanco puro con máscara y manchas del mismo color

Aptitudes: custodia de rebaños y propiedades

Historia

El Mastín de los Pirineos desciende de los perros llevados a España por los navegantes del Mediterráneo. Durante mucho tiempo el mastín del Pirineo acompañó a los rebaños de ovejas en sus recorridos trashumantes desde los Pirineos aragoneses y navarros hasta el Maestrazgo e incluso territorio valenciano, el cual es completamente distinto al que estaba vigente en Castilla. Además, sucedía con frecuencia que en cada valle existían diferentes reglamentaciones, según las costumbres o los criterios de los señores bajo cuyo dominio se encontrase la zona.

Su principal función era la de guardar y proteger a los rebaños y a sus amos de los ataques de lobos, osos y ladrones. Hoy en día, esta raza desempeña a la perfección el papel de perro guardián.

Durante el siglo XX y especialmente después de la Guerra civil española, debido a las dificultades económicas, el mastín entró en declive ya que resultaba muy caro mantener a un perro de su tamaño. A causa de ello, el Mastín del Pirineo sufrió una grave pérdida de su patrimonio genético, mestizándose en muchos casos y disminuyendo su número en manera casi definitiva para su propia supervivencia como raza pura. En los años 70 un grupo de admiradores comienzan un trabajo de regeneración de la raza a través de los limitados ejemplares que se hallan en el campo y que aun poseían características específicas del antiguo moloso. En el año 1977 se creó el Club del Mastín del Pirineo de España, que organiza la selección y el programa de cría de la raza. En la actualidad la raza tiene un gran reconocimiento internacional como demuestra la existencia de clubes en numerosos países europeos (Suecia, Noruega, Finlandia, Alemania, Suiza, Austria, Bélgica, Holanda, Italia, Francia, Portugal, República Checa) y Estados Unidos.

Cuidado

Es conveniente cepillar al Mastín con frecuencia y vigilar su peso, ya que si el perro realiza poco ejercicio y se lo alimenta mucho para resaltar su masividad, la estructura ósea se puede resentir.

Adiestramiento

Es importante no descuidar el adiestramiento del cachorro y mostrarse firme desde un primero momento. El Mastín tarda en atender a las órdenes y es necesario paciencia y constancia.

Razas similares al Mastín del Pirineo