Pastor Belga Groenendael

Pastor Belga Groenendael

Características

El groenendael es un perro alerta, inteligente, valiente y leal. Este perro tiene muy marcados los instintos de protección, territorialidad y pastoreo. Por tanto, es necesario socializarlo correctamente desde cachorro.

Además, como tiende a ser un perro muy activo, el pastor belga groenendael necesita alguna ocupación que lo mantenga entretenido. Si no se le proporciona suficiente ejercicio físico y mental, puede desarrollar problemas de conducta. Su instinto de perro pastor puede llevarlo a tratar de dirigir a cuanto ser vivo esté a su alcance.

Puede llegar a llevarse bien con otras mascotas, pero para esto debe ser socializado desde muy joven. Si la socialización es inadecuada, este perro puede ser dominante con otros perros, y desconfiado con mascotas de otras especies.

Caracteristicas

Aunque el groenendael es un perro fuerte, resistente y corpulento, no es pesado. Por el contrario, es un perro muy ágil y dinámico. El cuerpo este perro es de estructura cuadrada (longitud igual a la altura) y el lomo es recto.

La cabeza de este pastor belga es alargada, rectilínea y delgada. La frente es más plana que redondeada y tanto el surco medio como la cresta occipital son poco pronunciados. Las orejas del groenendael son triangulares y pequeñas, con un extremo puntiagudo. Los ojos de forma ligeramente almendrada y de color parduzco deben ser lo más oscuros posible y estar dispuestos oblicuamente. El stop es moderado.

El hocico del pastor belga groenendael es más angosto en su extremo que en su base, pero no llega a ser puntiagudo. Sus fuertes mandíbulas le proporcionan una mordida en tijera.

El manto es largo, aunque no tanto como en otras razas de pelo largo (por ejemplo, el border collie). Es más largo en el cuello y el antepecho, formando un collar muy agradable a la vista. También es más largo en la parte posterior de los muslos y en la cola. Debe ser de color negro y solamente se aceptan pequeñas manchas blancas en el pecho y en los dedos.

La cola del groenendael debe llegar hasta el corvejón o, mejor aún, sobrepasarlo. En reposo, la cola cuelga y su extremo se curva hacia atrás, pero sin llegar a tomar la forma de gancho. El pelaje largo y abundante de la cola forma un copete.

Las extremidades anteriores son rectas y, vistas de frente, son paralelas. Las extremidades posteriores del groenendael son poderosas pero sin dar la apariencia de ser pesadas. Tienen angulación normal.

La altura a la cruz para los machos oscila entre los 60 y los 66 centímetros. Para las hembras, el rango de altura a la cruz está entre los 56 y 62 centímetros. El peso de los machos debe estar entre los 25 y 30 kilogramos. El de las hembras debe estar entre los 20 y 25 kilogramos.

Historia

Los orígenes exactos de muchas razas caninas nunca han sido documentados, puesto que ya existían siglos antes de que comenzara el interés por los perros de «pura raza». Aunque no es posible llegar a los orígenes exactos del Pastor Belga, disponemos de algo de información. Como su nombre indica, el Pastor Belga tuvo su origen como perro para los rebaños. Antes del fin del siglo XIX, y más precisamente en 1891, esta raza sólo era conocida, como perro de trabajo, por los pastores y los granjeros y no era, necesariamente, un perro de «pura raza».

Al contrario que el Pastor Alemán, cuyo origen es bien conocido y está inseparablemente asociado con una persona (Max von Stephanitz), los Pastores Belgas fueron impulsados por tres aficionados a los perros, a los que se considera como los fundadores de la raza; se trata del veterinario Prof. Dr. Reul, de L. Van der Snickt y de L. Huyghebaert.

El 29 de setiembre de 1891, se fundó en Bruselas el Club du Chien de Berger Belge (Asociación del Pastor Belga). Ese mismo año, el 15 de noviembre, el Prof. Reul organizó una primera reunión con Pastores Belgas procedentes de varias provincias belgas en la instalación veterinaria de Cureghem. Esta reunión se llevó a cabo para ver si existía realmente un tipo nacional de perros pastores. Se presentaron 117 perros y se llegó a la conclusión de que existía un tipo constante en esta raza. De esos ejemplares se escogieron 40 para la cría (todos ellos eran anatómicamente iguales), aunque su pelaje variaba enormemente en cuanto a su longitud, textura y color.

Al año siguiente, se celebró la primera exposición monográfica de esta raza y en ella se vieron representados todos los colores y los tipos de capa. Tuvo lugar el 8 de mayo de 1892 en Cureghem.

El primer estándar que exponía las características ideales de la raza fue redactado en 1892. Describía tres variedades de capa: el de pelo largo, el de pelo duro y el de pelo corto. Este estándar ha sido modificado unas cuantas veces, lo que ha dado como resultado el estándar actual, que describe cuatro variedades. La controversia, tanto entonces como ahora, siempre ha implicado la longitud del pelaje, su textura y, especialmente, el color. Estas frecuentes disputas han impedido el normal desarrollo de la raza.

Otra asociación, fundada en 1898 por L. Huyghebaert y por el Dr. G. Geuden tenía su sede en Malinas. De hecho, era una rama del club de Bruselas. En esos tiempos surgieron disputas y conflictos violentos entre estas dos asociaciones y que encararon a importantes expertos en la raza. Todo este problema se centraba en torno a los tipos y colores de la capa, además de al énfasis puesto en la belleza (morfología) respecto a los perros de trabajo.

El Prof. Reul y su Club du Chien de Berger Belge perdieron la batalla y acabaron por desaparecer. El Berger Belge Club, fundado en 1898, fue el que permaneció y fue reconocido ese mismo año por la Royal Society Saint-Hubert. Unos años después también fue reconocido el Real Club del Groenendael. Estas dos asociaciones continuaron con sus actividades hasta los años 90. El 30 de marzo de 1990, tras muchos años de esfuerzos, se unieron. Actualmente, la única organización responsable de la raza en Bélgica es la Real Unión de los Clubes del Pastor Belga.

A lo largo de los años, el número de variedades se ha modificado varias veces, lo que ha dado como resultado las cuatro reconocidas actualmente en todo el mundo: el Malinois, el Tervueren, el Groenendael y el Lakenois, cada una de las cuales varía en cuanto al color, la textura y/o la longitud de su pelaje. Sin embargo, las características de la raza fueron redactadas en 1910, lo que supone todo un logro, ya que el tipo de la raza sólo había sido establecido hacía 20 años.

En 1901 se inscribieron los primeros Pastores Belgas en el libro de orígenes genealógicos de la Real Sociedad Saint-Hubert. El primer ejemplar oficialmente inscrito, con el número LOSH 5847, fue el Malinois Vos des Polders, padre de Dewet. A esta asociación le llevó diez buenos años comenzar con la inscripción de las razas nativas de Bélgica, que no resultaban ser una prioridad. La asociación estaba preocupada en esos tiempos por los perros de caza y en las razas más asentadas originarias de otros países, como el más «aristocrático» Rough Collie, que ya había comenzado con sus inscripciones hacía muchos años. El Pastor Belga, con la excepción del Groenendael, había sido considerado durante demasiado tiempo un perro pastor de las clases bajas, que se centraban más en las habilidades para el trabajo de sus perros que en su belleza.

En cuanto a los promotores de la raza, uno de sus mejores expertos ha sido Felix E. Verbanck. Comenzó a criar Malinois en 1931 (con el afijo l'Ecaillon) e investigó la historia de las variedades. Como secretario del Real Club del Groenendael, tuvo una biblioteca muy completa con información acerca de la raza. Como apreciado consejero para la cría de Pastores Belgas en Europa y en los EE.UU., hizo recomendaciones muy importantes para la raza. También escribió muchos artículos influyentes acerca de la cría que siguen siendo citados en la actualidad.

Las dos variedades de pelo largo, el Groenendael y el Tervueren, comparten la misma historia en sus primeros tiempos, con lo que sus orígenes están muy íntimamente conectados. Sólo han sido juzgados por separado en los certámenes caninos desde 1899, definidos como «negros» y «otros colores».

En la primera exposición monográfica del Pastor Belga celebrada en 1892, el primer premio fue concedido a Petite, una hembra de tres años de pelo largo y negro a la que debemos considerar la antepasada de la variedad negra de pelo largo.

Piccard d'Uccle, un hermoso macho negro de pelo largo que se adaptaba bastante bien a los requisitos del estándar redactado por el Prof. Reul, estaba predestinado a convertirse en el antepasado de la variedad Groenendael. Picard y Petite fueron adquiridos por Nicolas Rose. Picard fue cruzado de forma regular con Petite y estos dos ejemplares se convirtieron en la pareja fundadora de esta variedad. El 1 de setiembre de 1892 nació su primera camada, entre los que se encontraban Baronne, Mirza, Pitt, Bergère y Margot, además del famoso Duc de Groenendael, que se convirtió en el macho utilizado con mayor frecuencia.

A continuación se dieron varios cruces entre Picard y sus hijas, entre Duc de Groenendael y sus hermanas y también entre hermanastros y hermanastras descendientes de Picard. Muchos de los perros resultantes de estos cruces nacieron en el Château Groenendael, un hotel-restaurante sito en Groenendael, y que era propiedad del criador Mr. Rose, cuyo criadero era de Groenendael. Estos animales fueron la base de los perros «negros de pelo largo» a los que se les dio el nombre oficial de Groenendael en 1910.

Los primeros Pastores Belgas Groenendael llegaron a Gran Bretaña y fueron inscritos en el libro de orígenes genealógicos del Kennel Club en 1931.Tras la segunda guerra mundial se importaron Groenendael de Bélgica y Francia en 1959, 1964 y 1966. Una destacada importación de Bélgica fue la hembra Peggy de la Baraque de Planches. En 1971 Quentin, hijo de Peggy, se convirtió en el primer campeón británico.

En 1965 se fundó la Belgian Shepherd Dog Association en el Reino Unido. En esos tiempos sólo estaba presente en este país la variedad Groenendael, ya que se decidió importar sólo esta variedad de pelaje largo y negro y no el Tervueren (de pelaje rojizo y largo) para evitar la confusión con el Pastor Alemán de pelo largo.En 1972 llegó el primer Groenendael de los Estados Unidos y a partir de 1975 llegaron nuevas importaciones de forma regular desde Bélgica y Francia.

La fama de los Groenendael se difundió tras la primera guerra mundial, durante la cual mostraron sus habilidades para el trabajo en los campos de batalla, actuando como portadores de mensajes, perros para las ambulancias, etc. El primer Groenendael llegó a los Estados Unidos junto con los soldados que volvían de la guerra, que habían visto y admirado a los Pastores Belgas cuando sirvieron en Europa en dicha contienda.

El Belgian Sheepdog Dog Club of America se fundó en 1919. Desgraciadamente, entre las dos guerras, la gran depresión de los años 30 hizo disminuir de forma dramática la popularidad del Groenendael, y este Club dejó de funcionar. Tras la segunda guerra mundial, durante la cual esta raza volvió a impresionar por su talento en la guerra, la defensa y como perro guardián, volvió a resurgir el interés por el Groenendael y la raza volvió a comenzar, gracias a muchas importaciones belgas y también a algunas alemanas e italianas. El actual Belgian Sheepdog Dog Club of America fue fundado en 1949.

En la mayoría de los países de la Europa continental ha habido un considerable progreso en cuanto a la popularidad del Pastor Belga durante las últimas décadas del siglo XX. Esta raza es muy importante en Francia, Suiza, Italia, los Países Bajos y las naciones escandinavas.

Cuidado

El pastor belga groenendael puede vivir tranquilamente en un piso o en una casa amplia con jardín. Sin embargo, en cualquiera de los dos casos, se le debe proporcionar suficiente ejercicio físico y mental, así como suficiente compañía. El groenendael detesta la soledad y el aburrimiento por lo que será fundamental pensar en estos detalles antes de adoptar a uno. Debemos asegurarnos de disponer de tiempo para dedicar a este extraordinario perro.

Por otro lado, debemos destacar que pierde pelo durante todo el año, pero pierde aún más en dos épocas anuales de muda. Es necesario cepillarlo diariamente y llevarlo a la peluquería canina con cierta regularidad. Descubre en ExpertoAnimal algunos trucos para hacer brillar el pelo de tu perro.

Adiestramiento

Desde que el pastor belga groendael es un cachorro, debemos empezar a trabajar en su educación y adiestramiento. Precisamente por sus grandes capacidades mentales, es muy recomendable proponer actividades a este perro de forma regular.

El primer paso en la educación será trabajar con él la socialización, la inhibición de la mordida o la estimulación mental. Todo aquello que pueda ofrecer un enriquecimiento a la vida de nuestro perro será de agrado para él. En su etapa adulta trabajaremos de forma activa en las órdenes básicas de obediencia y podremos seguir avanzando en órdenes más complejas y actividades físicas que incluyan estimulación. El agility es un claro ejemplo de ello.

Razas similares al Pastor Belga Groenendael