Pastor Belga Tervueren

Pastor Belga Tervueren

Características

La altura a la cruz para los machos oscila entre los 60 y los 66 centímetros. Para las hembras, el rango de altura a la cruz está entre los 56 y 62 centímetros. El peso de los machos debe estar entre los 25 y 30 kilogramos. El de las hembras debe estar entre los 20 y 25 kilogramos.

Las orejas triangulares y terminadas en punta, son pequeñas y de inserción alta en una cabeza larga, recta y delgada. Los ojos oscuros y de forma almendrada, le dan al pastor belga tervueren una expresión entre altiva y melancólica. Los poderosos dientes del tervueren cierran en tijera y están dispuestos en un hocico que es más ancho en su base que en su extremo. El hocico nunca es puntiagudo. Las extremidades anteriores son rectas y paralelas entre si. Las extremidades posteriores son poderosas pero sin dar la apariencia de ser pesadas. Tienen angulación normal.

El pelo de este pastor belga es corto sobre la cabeza, la parte externa de las orejas y la parte baja de las patas (excepto por el lado posterior del antebrazo que presenta flecos). El resto del cuerpo está cubierto por pelo largo, aunque no tan largo como en otras razas de pastor tales como el bobtail. El pelo liso y largo es más abundante en el cuello y el antepecho, donde dibuja un hermoso collar que le confiere al tervueren un aire de realeza. El pelo también es muy abundante en la cola donde forma un copete. Los colores aceptados para el pastor belga tervueren son el rojo carbonado y el gris carbonado, siempre con máscara negra. El carbonado es el color resultante de pelos que tienen el extremo negro, por lo que el color de base se oscurece un poco. La cola de longitud media y con abundante pelo.

Historia

Los orígenes exactos de muchas razas caninas nunca han sido documentados, puesto que ya existían siglos antes de que comenzara el interés por los perros de «pura raza». Aunque no es posible llegar a los orígenes exactos del Pastor Belga, disponemos de algo de información. Como su nombre indica, el Pastor Belga tuvo su origen como perro para los rebaños. Antes del fin del siglo XIX, y más precisamente en 1891, esta raza sólo era conocida, como perro de trabajo, por los pastores y los granjeros y no era, necesariamente, un perro de «pura raza».

Al contrario que el Pastor Alemán, cuyo origen es bien conocido y está inseparablemente asociado con una persona (Max von Stephanitz), los Pastores Belgas fueron impulsados por tres aficionados a los perros, a los que se considera como los fundadores de la raza; se trata del veterinario Prof. Dr. Reul, de L. Van der Snickt y de L. Huyghebaert.

El 29 de setiembre de 1891, se fundó en Bruselas el Club du Chien de Berger Belge (Asociación del Pastor Belga). Ese mismo año, el 15 de noviembre, el Prof. Reul organizó una primera reunión con Pastores Belgas procedentes de varias provincias belgas en la instalación veterinaria de Cureghem. Esta reunión se llevó a cabo para ver si existía realmente un tipo nacional de perros pastores. Se presentaron 117 perros y se llegó a la conclusión de que existía un tipo constante en esta raza. De esos ejemplares se escogieron 40 para la cría (todos ellos eran anatómicamente iguales), aunque su pelaje variaba enormemente en cuanto a su longitud, textura y color.

Al año siguiente se celebró la primera exposición monográfica de esta raza y en ella se vieron representados todos los colores y los tipos de capa. Tuvo lugar el 8 de mayo de 1892 en Cureghem.

El primer estándar que exponía las características ideales de la raza fue redactado en 1892. Describía tres variedades de capa: el de pelo largo, el de pelo duro y el de pelo corto. Este estándar ha sido modificado unas cuantas veces, lo que ha dado como resultado el estándar actual, que describe cuatro variedades. La controversia, tanto entonces como ahora, siempre ha implicado la longitud del pelaje, su textura y, especialmente, el color. Estas frecuentes disputas han impedido el normal desarrollo de la raza.

Otra asociación, fundada en 1898 por L. Huyghebaert y por el Dr. G. Geuden tenía su sede en Malinas. De hecho, era una rama del club de Bruselas. En esos tiempos surgieron disputas y conflictos violentos entre estas dos asociaciones y que encararon a importantes expertos en la raza. Todo este problema se centraba en torno a los tipos y colores de la capa, además de al énfasis puesto en la belleza (morfología) respecto a los perros de trabajo.

El Prof. Reul y su Club du Chien de Berger Belge perdieron la batalla y acabaron por desaparecer. El Berger Belge Club, fundado en 1898, fue el que permaneció y fue reconocido ese mismo año por la Royal Society Saint-Hubert. Unos años después también fue reconocido el Real Club del Groenendael. Estas dos asociaciones continuaron con sus actividades hasta los años 90. El 30 de marzo de 1990, tras muchos años de esfuerzos, se unieron. Actualmente, la única organización responsable de la raza en Bélgica es la Real Unión de los Clubes del Pastor Belga.

A lo largo de los años, el número de variedades se ha modificado varias veces, lo que ha dado como resultado las cuatro reconocidas actualmente en todo el mundo: el Malinois, el Tervueren, el Groenendael y el Lakenois, cada una de las cuales varía en cuanto al color, la textura y/o la longitud de su pelaje. Sin embargo, las características de la raza fueron redactadas en 1910, lo que supone todo un logro, ya que el tipo de la raza sólo había sido establecido hacía 20 años.

En 1901 se inscribieron los primeros Pastores Belgas en el libro de orígenes genealógicos de la Real Sociedad Saint-Hubert. El primer ejemplar oficialmente inscrito, con el número LOSH 5847, fue el Malinois Vos des Polders, padre de Dewet. A esta asociación le llevó diez buenos años comenzar con la inscripción de las razas nativas de Bélgica, que no resultaban ser una prioridad. La asociación estaba preocupada en esos tiempos por los perros de caza y en las razas más asentadas originarias de otros países, como el más «aristocrático» Rough Collie, que ya había comenzado con sus inscripciones hacía muchos años. El Pastor Belga, con la excepción del Groenendael, había sido considerado durante demasiado tiempo un perro pastor de las clases bajas, que se centraban más en las habilidades para el trabajo de sus perros que en su belleza.

En cuanto a los promotores de la raza, uno de sus mejores expertos ha sido Felix E. Verbanck. Comenzó a criar Malinois en 1931 (con el afijo l'Ecaillon) e investigó la historia de las variedades. Como secretario del Real Club del Groenendael, tuvo una biblioteca muy completa con información acerca de la raza. Como apreciado consejero para la cría de Pastores Belgas en Europa y en los EE.UU., hizo recomendaciones muy importantes para la raza. También escribió muchos artículos influyentes acerca de la cría que siguen siendo citados en la actualidad.

El Tervueren, la variedad de Pastores Belgas de pelo largo y de color distinto al negro fue, durante mucho tiempo, tratado como el hermano pobre del Groenendael. Se ha afirmado, incorrectamente, que esta variedad es la resultante de un cruce entre el Groenendael y el Rough Collie. De acuerdo con L. Huyghebaert, los Groenendael y los Tervueren tienen una relación tan íntima y un origen tan común que no se les puede separar. Son, verdaderamente, el mismo perro y sólo se diferencian por el color.

El Tervueren debe su nombre a la ciudad de Tervueren, hogar del criador M. F. Corbeel quien, alrededor de 1895 tenía dos perros leonados de pelo largo: Tom y Poes, a los que se considera frecuentemente como la pareja fundadora de esta variedad. Dieron lugar a Miss, una hembra leonada con un hermoso color negro por encima y que es considerada, incuestionablemente, como la antepasada de la variedad Tervueren.

Milsart, resultado de la unión entre Miss y Duc de Groenendael (de color negro e hijo de Picard y de Petite), desempeñó un importante papel en la fijación del tipo del Tervueren. En 1907 se convirtió en el primer Tervueren campeón. Tenía una capa de color leonado carboncillo oscuro y ha sido descrito como un exitoso prototipo de esta variedad. Es el verdadero antepasado del Pastor Belga de pelo largo y color leonado carboncillo. Su pedigree demuestra el origen común de las dos variedades de pelo largo, ya que todos los animales de pelo largo se pueden remontar a la pareja fundadora de color negro Picard d'Uccle y Petit. De hecho, los Tervueren nacidos de padres Groenendael han jugado un importante papel en el desarrollo del Pastor Belga en Europa.

A partir de esta breve mirada a los orígenes de la raza, debería quedar claro lo lógico que resulta que el Pastor Belga sea clasificado como una única raza. Las cuatro variedades, resultado de cruces internos son, de hecho, sólo formas diferentes de un mismo perro.

El primer Belgian Tervuren fue inscrito en el libro de orígenes genealógicos del AKC en 1918, pero al llegar la gran depresión, la variedad desapareció de dicho libro. En 1953, los perros leonados de pelo largo fueron importados de nuevo. El American Belgian Tervuren Club fue fundado en 1959.

El Tervueren llegó más tarde al Reino Unido. En 1971 llegaron de Francia y también de los EE.UU. las primeras importaciones. De hecho, los inicios del desarrollo del Tervueren en Gran Bretaña estuvieron dominados por las importaciones estadounidenses, que tenían un tipo diferente al de los perros del continente europeo. Los perros estadounidenses carecían de la elegancia general y tenían una cabeza menos refinada. Afortunadamente, las importaciones provenientes de Bélgica durante los años 1978 a 1983 tuvieron un gran impacto, y la calidad de los Pastores Belgas británicos se vio muy mejorada.

Poca gente es consciente de que, después de la devastación que supuso la segunda guerra mundial, los Estados Unidos y Francia ayudaron a volver a poner a flote a la variedad Tervueren. Desgraciadamente, los expertos europeos llaman a la raza revivida «Tervueren de tipo estadounidense», que es más pesado, más largo y más anguloso.

En la mayoría de los países de la Europa continental ha habido un considerable progreso en cuanto a la popularidad del Pastor Belga durante las últimas décadas del siglo XX. Esta raza es muy importante en Francia, Suiza, Italia, los Países Bajos y las naciones escandinavas.

Cuidado

Aunque el pastor belga tervueren puede adaptarse a vivir en un departamento, necesita mucho ejercicio. Por eso, es mejor si se cuenta con un jardín o un patio. Ya sea que viva en departamento o en una casa, los paseos diarios son imprescindibles para este perro. Deben ser paseos largos. Además del ejercicio, este perro necesita compañía constante. No es un perro para dejar en el jardín o en el patio la mayor parte del día.

El pastor belga tervueren pierde pelo de forma regular durante todo el año. Además, los machos pierden pelo en mayor cantidad una vez por año. Las hembras pierden pelo en forma abundante dos veces al año. El cepillado regular es necesario para mantener el manto del tervueren en buenas condiciones. La visita a la peluquería canina puede ser de utilidad si el dueño no tiene conocimientos sobre el tema.

Adiestramiento                                    

Este perro es fácil de entrenar si se utilizan los métodos adecuados. Métodos duros pueden destruir el carácter del tervueren, o llevar a la confrontación. Es preferible utilizar métodos de adiestramiento canino que se basen en la cooperación y no en la dominación.

El pastor belga tervueren necesita un propietario que conozca de perros. Si se dan las condiciones adecuadas, este perro puede llegar a ser un excelente perro guardián, un gran perro pastor o una mascota maravillosa. Todo depende de la correcta crianza y educación.

Razas similares al Pastor Belga Tervueren