San Bernardo

San Bernardo

Características

Altura a la cruz: machos por lo menos 70 cm y hembras por lo menos 65 cm.

Peso: de 60 a 90 kg

Capa: blanca y roja o blanca y amarillo castaño

Promedio de vida: doce años

Carácter: tranquilo, reposado aunque jovial

Relación con los niños: excelente

Relación con otros perros: a vigilar (dominante)

Aptitudes: perro de guarda y de avalanchas

Necesidades del espacio: indispensable un gran espacio

Alimentación del San Bernardo: de 860 a 1200 g diarios de alimento completo seco

Arreglo: cepillado semanal

Coste mantenimiento: elevado

Historia

El origen del San Bernardo es algo que tal vez nunca lleguemos a conocer. De él hay muchas teorías y leyendas. Lo que si es seguro es que esta raza de trabajo afectuosa, dulce y valiente tiene como antepasados a los antiguos perros romanos conocidos como molossus romano.

El ejército romano utilizaba a estos molosos como perros de guerra, pero también cumplían otros cometidos como perros pastores, de vigilancia, tiro y búsqueda y rescate. Siendo estos soldados los que los introdujeron en Helvetia (Suiza) hace unos 2.000 años.

Estos antiguos perros son el origen de todas las razas suizas actuales, entre las que encontramos el San Bernardo, el Boyero de Berna (Perro de Montaña Bernés) y el Gran Boyero Suizo (Gran Bouvier Suizo).

Los antepasados del San Bernardo fueron muy populares entre los campesinos de los Alpes suizos y se les comenzó a llamar «Talhunds» (perros de los valles) o «Bauernhunds» (perros de granja), convirtiéndose en pocas generaciones patrón ideal de la actual raza.

La máxima popularidad de esta raza llegó de la mano del archidiácono Bernardo de Mentón que fundó en el año 1035 el famoso Hospicio de San Bernardo en los Alpes suizos. Este santuario era un lugar donde peregrinos, viajeros, mercaderes y soldados que se aventuraban a cruzar los difíciles pasos entre Italia y Suiza encontraban asistencia y refugio para escapar del intenso frío y de la nieve.

Fue el mismo Bernardo de Mentón una de las primeras personas en empezar a criar a estos grandes perros en el monasterio, utilizándolos al principio solo para guardia y vigilancia como testifica documentos gráficos del 1695 y de crónicas del mismo hospicio del año 1707.

Pronto estos perros empezaron a acompañar a los monjes que trabajaban fuera del monasterio para protegerlos y, especialmente, para buscar y rescatar a viajeros perdidos en la niebla y la nieve. Los monjes los tenían en alta estima debido a una singular habilidad, la de presentir las avalanchas momentos antes de producirse.

Existen muchas crónicas sobre las numerosas vidas que fueron salvadas por estos perros de la «muerte blanca». Los soldados de Napoleón Bonaparte, hacia 1800, comenzaron a extender la fama del perro de San Bernardo por toda Europa contando los relatos de las hazañas de estos valientes canes.

Cuidado

El San Bernardo es un perro enorme que necesita bastante espacio para estirar sus grandes patas. Esta raza disfruta con paseos tranquilos y entretenidos diariamente, ya sea con sus propietarios o con otros perros. No es una raza para un piso.

Es necesario un especial cuidado con sus ojos, párpados, orejas y boca. Es muy importante cepillarlo diariamente, en especial la variedad de pelo largo.

Razas similares al San Bernardo

Encuentra a tu san bernardo ideal

Cachorro San Bernardo Ref.37

perros | San Bernardo

Excelente carecter , cachorros socializados y criados desde el nacimiento estimulación temprana y refuerzo positivo igual que sus padres.