Snowshoe

Snowshoe

Características

El gato Snowshoe combina la apariencia robusta del american shorthair (gato americano de pelo corto) y el elegante cuerpo del siamés.

Tipo: elegante.

Cabeza: cuña ancha y modificada, con contornos redondeados, orejas medianas o grandes y anchas en la base.

Ojos: grandes, ovalados, de color azul.

Cuerpo: tamaño medio, musculatura media y huesos de robustez media.

Cola: de mediana a larga.

Pelaje: corto a semilargo, sin pelusa lanuda reconocible, fino, lustroso, liso.

Colores: solid points y tabby points con las marcas bien definidas y en armonia con el color del cuerpo, que es siempre más claro; los cuatro pies han de ser blancos; se acepta una gran proporción de blanco en el cuerpo.

Temperamento

Son animales activos, inteligentes, afectuosos y curiosos que disfrutan explorando su territorio buscando estímulos que los distraigan de la monotonía hogareña.

El Snowshoe es un gato leal que siente un gran apego y dependencia de su dueño. Su carácter bonachón, pacífico y juguetón lo convierte en un extraordinario compañero para los niños. Su sociabilidad hace que se incorpore fácilmente en cualquier núcleo familiar independientemente de cuantas personas lo formen, si hay otros gatos o incluso perros.

Historia

El Snowshoe es el producto de muchos años de trabajo de la criadora de gatos de Filadelfia (EE.UU.) Dorothy Hinds-Daugherty, para conseguir un gato con el patrón de color del siamés y los guantes blancos del gato birmano (sagrado de Birmania).

Tras una década, su esfuerzo fue recompensado en el año 1960 al cruzar siameses tradicionales (thai) con american shorthair, aunque hay quien cree que para lograrlo también utilizó al british shorthair (británico de pelo corto) y al gato sagrado de Birmania.

El criador Vikki Olander se enamoró del aspecto que tenía este nuevo gato y decidió seguir el trabajo de Dorothy Hinds-Daugherty, mejorando y buscando el reconocimiento de la raza.

En el año 1974 se oficializó la raza, pero la TICA «The International Cat Association» (Asociación Internacional de Gatos) no aceptó su estándar hasta el año 1982 y la WCF (Federación Mundial de Gatos) hizo lo mismo en 1984. La FIFe (Federación Internacional Felina) aun no la ha reconocido.

Hoy día sigue siendo una raza rara tanto en Europa como en Estados Unidos, pero poco a poco está consiguiendo el cariño de muchos amantes de los gatos.

Cuidado

Es un gato que necesita pocos cuidados gracias a su pelaje corto. Un cepillado a la semana con un peine de cerdas suaves es suficiente para desenredar y dar brillo a su pelo. Debemos bañarlo con un champú específico para mascotas de pelo corto que le aporte vitalidad a su manto y que lo nutra de vitaminas sin dañar la capa de ácidos grasos naturales.

Salud

El Snowshoe es un gato robusto y sano al que no se le conoce hasta el momento ninguna afección característica.

Longevidad: Entre 10 y 18 años.

Razas similares al Snowshoe