Somalí

Somalí

Características

Se dice del Somalí que es el pariente de pelo largo de una de las razas más populares, el Abisinio.

Tipo: mediano, majestuoso.

Cabeza: en forma de triángulo con contornos suaves, frente algo abombada, perfil con curva suave, mentón desarrollado, orejas grandes y separadas.

Ojos: grandes, almendrados, de color verde o ambar, bordeados por una línea "eye liner" del color del ticking.

Cuerpo: de corpulencia y longitud medianas, elegante, musculoso, espalda ligeramente encorvada.

Cola: larga, puntiaguda, con la base gruesa, llevada alta, bien tupida como la de un zorro.

Pelaje: fino, denso, suave, semilargo; más corto en la cabeza, la parte delantera de los miembros y las paletillas; semilargo en espalda, flancos, vientre y pecho; largo en la garganta (gorguera), parte trasera de los muslos (calzones) y cola.

Colores: ticking con al menos dos o tres de color en cada pelo, con las puntas oscuras. Variedades: salvaje o ruddy (bandas negras y melocotón), azul (bandas gris azulado y crema), sorrel (bandas chocolate y melocotón), fawn (bandas crema oscuro y beige apagado).

Historia

El origen de la raza del gato Somalí lo encontramos en los años 50 en Canadá, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. En todos estos países hacía años que se trabajaba con Abisinios siendo muy posible que se utilizasen cruces con gatos Siameses y Persas para depurar la raza. Esa misma hibridación de varias razas, provocaría que en algunas camadas de Abisinios apareciesen, cada vez con más frecuencia, gatitos de pelo largo. Ya en los años 60, a un criador canadiense de esta raza de gato se le ocurrió separar a estos gatos de pelo largo y empezar a trabajar con ellos para su reconocimiento como raza propia. El reconocimiento oficial de la raza Somalí llegó en 1979 por la Cat Fancier Association (CFA) y en 1982 por la Fédération Internationale Féline (FIFe).

Cuidado

El gato Somalí no necesita unos cuidados específicos, por su pelaje semilargo habrá que cepillarlo con regularidad para evitar que el pelo se le enrede y anude.

La dieta del gato Somalí debe incluir carne y despojos, aunque comerá demasiado de estos manjares si se le deja.

Salud

Hasta el momento no se le atribuyen al gato Somalí afecciones características, la selección natural ha convertido a esta raza en una de las más sanas y robustas.

Longevidad: Entre 12 y 15 años.

Temperamento

El gato Somalí posee un temperamento extrovertido y juguetón. Necesitará juguetes o un árbol para gatos donde poder ejercitarse. Se adapta bien a espacios interiores, no es muy amante del frio, aunque debido a su instinto cazador, puede necesitar alguna escapada al exterior. El Somalí es muy inteligente, comprenderá y aceptará fácilmente sencillas órdenes que le indiquen lo que está permitido o no.

Razas similares al Somalí